Adventistas Peru

Unión Peruana del Sur

Metas CRM

¿Qué son las metas CRM?

La Iglesia Adventista del Séptimo Día se preocupa por el bienestar espiritual de los miembros de su congregación, es por ello que maneja tres metas claves que lograrán un compromiso efectivo en el corazón de aquellos que han decidido seguir a Cristo. Entre ellas está la Comunión, la Relación y la Misión, que juntas forman CRM y son el principio del discipulado.

COMUNIÓN

Nuestro principal alimento espiritual es el estudio de la Biblia. De esta manera, nos fortalecemos en la fe y creamos un vínculo estrecho entre nuestro Padre Dios y nosotros, al cual llamamos comunión. Para reforzar aún más este objetivo, cada hermano de la Iglesia se suscribe al Plan Maná, el cual consta de las Lecciones de Escuela Sabática, Matutinas y el seguimiento del “Reavivados por su Palabra”.

RELACIÓN

En las Iglesias se forman los Grupos Pequeños los cuales ofrecen reuniones en las casas de los congregantes. Por su tamaño, formación y lugar de funcionamiento, nos permite vivir en comunidad y  relacionarnos interna y externamente. Es por ello que consideramos que los Grupos Pequeños son los puentes que conectan a la Iglesia con la comunidad.

MISIÓN

Cada seguidor de Cristo tiene como misión llevar el evangelio a todo el mundo y hacer discípulos. Actualmente, la Iglesia desarrolla el mismo ministerio que Jesús tuvo en la tierra, a través de las parejas misioneras, con el fin de llevar el mensaje de esperanza de casa en casa.

Por otro lado, con respecto al plantío de Iglesias, nuestra congregación se extiende geográficamente llegando a lugares donde no hay presencia adventista. Estos lugares pueden ser barrios, urbanizaciones, distritos políticos, provincias y regiones.

Seguidamente, los bautismos son el resultado del trabajo misionero que la Iglesia realiza a través de los Grupos Pequeños, parejas misioneras y plantíos de iglesias. Además, la Iglesia trabaja para que las nuevas almas para Cristo continúen en el ciclo del discipulado con la finalidad de ser confirmados en su fe.

Finalmente, los donantes fieles son una parte importante de la misión porque es la respuesta del “todo de mí, al todo de Dios”, y sostiene el ministerio de la evangelización en el mundo entero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *